Cocina en vivo en tu restaurante: Show Cooking.

Comer o cenar en un restaurante se ha convertido en algo más que sentarse y disfrutar de un buen plato. Cada vez más clientes buscan experiencias, entretenimiento y diversión, y para satisfacerles, cada vez más restaurantes incorporan el Show Cooking y la “cocina en vivo”.
El Show Cooking es la “cocina en vivo” que tiene mucho de show visual, un espectáculo en el que uno o dos chefs preparan sus especialidades con gran soltura y habilidad, con sofisticados utensilios y espectaculares llamas, bajo la atenta mirada de los clientes.
Al margen de la teatralidad del Show Cooking, la “cocina en vivo” puede ser también demostraciones prácticas sobre cómo elaborar un determinado plato presentando los ingredientes a los comensales y ofreciendo sugerencias e instrucciones para su preparación, o simplemente, la elaboración de carnes, pescados y verduras con el método teppanyaki, un estilo de cocina japonesa que se hace en una plancha de acero con trinche, espátula y cuchillo.
Sea de una forma o de otra, el restaurante con “cocina en vivo” debe reunir una serie de características, prestando un cuidado especial a los detalles, a la modernidad del equipamiento y al instrumental, que debe ser atractivo y acorde con la estética del local.
En la “cocina en vivo” es fundamental cuidar la higiene, la indumentaria y la coordinación.
Para montar una “cocina en vivo” el local de tu restaurante tiene que ser amplio.
En función del espacio y pensando en el tipo de “cocina en vivo” que se va a ofrecer, ubicarla teniendo en cuenta que ésta debe ser cómoda, funcional y segura.
Divide el espacio en tres áreas: una zona de trabajo en la manipulación de alimentos, zona de lavado y maquinaria de cocción, zona de preparación y servicio de menús. Este último es el espacio abierto en el que los comensales podrán disfrutar del proceso de elaboración de los platos a degustar.
Elige materiales robustos y resistentes, pero fáciles de mantener y de limpiar, el acero inoxidable es una buena opción ya que aporta innovación, flexibilidad y calidad higiénico-sanitaria.
Es importante que la cocina esté bien ventilada, para evitar humos, olores y gases y bien iluminada para tener buena visibilidad sin transformar el color natural de los alimentos.
Básicamente piensa que necesitarás al menos: un horno, una plancha, fogones, un extractor o sistema de aspiración de humos y vapores para cocinas, una cámara frigorífica, alguna mesa refrigerada, lavavajillas, lava vasos y, en función del tipo de platos que tengas pensado preparar, puedes añadir otro tipo de maquinaria: como amasadoras, formadoras en caliente, abatidores, etc.
Para más información, contacta con Codama o envíanos un email y te asesoraremos. Porque en Codama Distribuciones cuidamos al máximo todos los detalles, con innovación, calidad y diseño.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *